El equipo Emerging Experiences de Razorfish ha utilizado Kinect para crear esta tienda virtual, una experiencia de compra mediante realidad aumentada que muestra el potencial de la plataforma. Los clientes pueden ver y probarse el catálogo en un espejo virtual en el que también pueden añadir objetos a su cesta de la compra.

 


 

Además, al utilizar realidad aumentada, el espacio disponible es infinito, por lo que no es necesario que el producto esté físicamente en la tienda. De este modo, los clientes pueden probarse objetos que de otra forma no verían, con lo que se perdería la venta.

Seguramente con la puesta en marcha de este sistema de compra las féminas serán las principales usuarias del Kinect y será muchos los hombres e hijos que tendrán que esperar su turno para usarlo.

 

Sobre El Autor

Periodista adicto a la tecnología y a los vídeos juegos en especial a los de PC, Blizzard Fan. Jugador de League of Legends.

  • Alarjual

    Nice, las chicas se volverán locas con este servicio, y también se algunos hombres que les encantara la idea 😛