Mercury Steam, el estudio español responsable de ‘Castlevania, Lords of Shadow’ se ha alazado como el gran ganador de los premios Gamelab que reconocen los mejores videojuegos españoles del último año. Hasta ocho premios de los trece que se han repartido han ido a parar a manos del equipo dirigido por Enric Álvarez, y eso que había categorías en las que no competía, porque sino hacía un pleno al trece.

 

Mejor sonido, animación, tecnología, dirección artística, música, diseño de juego, premio de la prensa y juego. Esos han sido todos los galardones que se ha llevado ‘Castlevania’ en una ceremonia dirigida por José Corbacho

La cara negativa del aluvión de premios a ‘Castlevania’ es que, obviamente, otros juegos de gran nivel se han ido con las manos vacías. Hablamos de ‘Hollywood Monsters 2’, por ejemplo, de ‘Fancy Pants’, premio al mejor juego independiente,  ‘Basket Dudes’, mejor juego online o ‘Invizimals’ que se ha llevado el premio al mejor título para consolas portátiles.

Históricos reconocimientos

Ha sido, además, una gala para rendir homenaje a tres figuras importantes del videojuego. La primera quizá de un carácter más local como es James Armstrong, responsable de Sony Computer Entertainment en el sur de Europa y gran impulsor del desarrollo de títulos nacionales tanto para PlayStation como para PSP. Otra cosa han sido, sin desmerecer a Armstrong, los reconocimientos a Peter Molyneux e Hideo Kojima.

El primero ha recordado “las visitas a Barcelona con mis padres cuando tenía diez años. Veníamos cada verano”. El padre de títulos clave de la historia del videojuego como ‘Populous, Black & White’, ‘Syndicate’ o ‘Fable’ ha puesto el broche a una jornada en la que ha regalado cuatro gotas de sabiduria en el propio Gamelab, repasando su carrera y las mejores ideas que ha tenido a lo largo de más de dos décadas.

Pero la mayor ovación de la noche le ha caído a Hideo Kojima. Veinticuatro años después del primer ‘Metal Gear’ para la extinta MSX2, el nipón sigue siendo capaz de emocionar a generaciones enteras de jugadores con una saga basada en la infiltración, los dobles agentes y una persistente amenaza nuclear. Kojima ha admitido que España ha “forjado” su formación espiritual: “Gracias a la sangría y la paella -ha bromeado de inicio-, pero también a través de las artes como Picasso y Dalí”. Otro que, como Enric Álvarez, ha conquistado el escenario nada más llegar. No es para menos, después de haber vendido millones y millones de juegos durante más de veinte años te da licencia para cualquier cosa.

Hiko / con fuente de el Pais