Luego de varios días en sequía informativa con respecto a la nueva entrega de esta “leyenda” del rpg de la mano de Blizzard y es que han soltado dos mini “bombas” una es que no se podrá jugar Diablo sin estar conectados a internet, según sus desarrolladores es una decisión que  se ha tomado para prevenir el uso de trucos que afecten al juego en su vertiente de intercambio y compra de objetos.

 

El sistema de subastas que permitirá comprar objetos como armas, armaduras y accesorios (quizás también personajes) previo pago de dinero real y siempre entre jugadores. Según GameSpot, Rob Pardo apuntó que lanzan este servicio para combatir contra el mercado negro y porque “los jugadores lo iban a hacer de cualquier forma, por lo que así lo hacen con seguridad”.

Al parecer, las transacciones económicas realizadas a través de este sistema de subastas serán gestionadas por terceras compañías no relacionadas directamente con Blizzard. Cada mercado tendrá su propio sistema de subastas acorde con la moneda real establecida. Además, los jugadores podrán seleccionar si recibir los ingresos generados por la venta de sus ítems o convertirlos a la moneda que se utiliza en los juegos de Blizzard para pagar suscripciones y servicios.

Esta jugada por parte de Blizzard tendrá algunas repercusiones veamos y esperemos como afecta el desarrollo y crecimiento de la comunidad, pero por otro lado podemos sacar con pinzas que el juego estaría ya en sus retoques finales y se termine de confirmar el rumor que hay sobre su posible salida para el mes de noviembre.

 

En el siguiente video podemos ver como va la jugabilidad, la interfase, habra sistema de logros :

 

Hiko @franciscojdv

Sobre El Autor

Periodista adicto a la tecnología y a los vídeos juegos en especial a los de PC, Blizzard Fan. Jugador de League of Legends.