Toda una realidad

Como gamers, vivimos ante el estigma social de ser unos inadaptados y aislados sociales, cuya vida se remite en despertar, jugar videojuegos, comer, jugar videojuegos y dormir sin hacer nada por trascender. Esta tendencia día con día esta desapareciendo mientras mas se abre el mundo ante la tecnología, no es extraño entonces, que los artículos que mas pidan chicos y grandes como regalos sean videojuegos u aparatos que les sirvan para esto.

Mientras mas personas son parte de este gremio de videojugadores, es mas común ver como amistades se forjan a través de una reta de Street fighter pidiendo “una reta mas” al vencedor, escuchar las platicas interminables de un grupo de amigos sobre la cronología e implicaciones de la saga de Zelda, las riñas interminables sobre que videojuego es mejor, terminando en un apretón de manos, un palancaso y un botonaso hacia la opción de “2-players”. Momentos que estamos acostumbrados a vivir con amigos del genero masculino.

Años y años de interacciones sociales nos han enseñado que “las niñas no juegan videojuegos” pero cuya realidad es muy distinta, este gusto, esta pasión por los videojuegos es compartida en todo el mundo por miembros del sexo femenino y que en ocasiones, son mucho mejores que nosotros pese a nuestros años de pulgares callosos y tendonitis aguda en los pulgares. ¿Por qué entonces pensamos que nuestro gusto por los juegos no puede ser compartido por una mujer, y menos aun, conseguir una pareja que comparta ese gusto?.

No buscamos lo suficientemente bien, nos rendimos a la primera mala experiencia, nos doblegamos ante la segunda relación fallida y damos de golpes a la pared cuando ese tercer intento, no fue “la vencida”. Es cierto, las decepciones amorosas nos lastiman y dejan una herida en nosotros la cual no se cura con una poción, una hierba o un hada –ojala fuese tan sencillo—esta herida se cura con el tiempo y el crecimiento personal. Si una mujer no comparta tu pasión por este medio virtual, puedes estar seguro que puede entenderla, o bien, incluirse a ella.

Una pareja esta formada por 2 miembros, ambos con gustos e intereses diferentes y en ocasiones semejantes, olvídate de eso de “es que nos tiene que gustar lo mismo para que funcione”—si así funcionara esto, seria medio aburrido—una pareja crece y se enriquece con las experiencias diferentes de cada individuo, así como los gustos e intereses particulares. ¿nunca has probado tirarte de un paracaídas? Bueno, que tal que esa persona te lo enseñe, ¿jamas ha tocado tu otra parte un control de videojuegos? Si tienes una consola en tu casa eso se puede arreglar en un santiamén (pero por favor no le grites si no puede hacer un killstreak de 5).

¿A que quiero llegar con todo esto que parece no tener una coherencia? Que el gusto por los videojuegos no es un determinante de tener o no tener pareja, inclusive, puede ser hasta un punto de unión, solo no debemos cegarnos ante la posibilidad de tener lo contrario y mucho menos obsesionarnos con alguien que lo comparta. ¿Sabían que una parte de una relación sana es tener gustos individuales y tiempos a solas? Ahora los sabe, ya que hay actividades que pueden desarrollarse de manera individual y que no es determinante para l éxito y fracaso de una pareja.

No hay una formula a ciencia cierta de como crear una relación de pareja o como es que se genera el amor, simplemente sucede, una chispa que surge entre 2 personas cuando cruzan sus ojos y voltean rápidamente la mirada con mejillas sonrojadas. Amar, es dejar que la otra persona comparta la felicidad de tu vida con la de el/ella y juntos crear una nueva forma de felicidad en pareja.

No soy un experto en las relaciones, ni mucho menos un gurú del amor, pero si algo he aprendido de estos 25 años de vida es que lo fácil es conseguir a la chica/chico, lo difícil es mantener esa llama encendida durante un periodo largo de tiempo, y en esto los videojuegos casi ni tienen que ver, es la personas que eres y la persona con la que estas que crean este vinculo a través del amor, la confianza, la comunicación y el sexo; 4 pilares en una relación los cuales pueden cultivarse desde un inicio y compartirse hasta el final.

Si hay lugar para un “yo” en la relación, pero hay que tener presente que también hay un “el/ella” y que juntos generan un “nosotros”.

Hace no mucho tiempo por fin decidí llevar mi relación a un próximo nivel con mi pareja actual, criticado por muchos por la manera en la que lo hice, pero que esas pocas palabras encasilladas en un Twit contenían mis mas sinceros sentimientos hacia esa persona con la que decidí compartir mi vida hace tiempo y ahora el resto de ella.

Ella disfruta los videojuegos y gusta de jugarlos en pareja en ocasiones, pero ese no es nuestro máximo, no podre hablar con ella de las implicaciones de Skyward Sword en la trama de Zelda, pero podemos hablar de como va a ser nuestro futuro juntos. Tal vez no entienda mi pasión por cada titulo de Star fox, pero juntos podemos reírnos de una incoherencia televisiva. Es probable que nunca entienda como yo mi frustración al no poder usar el Sniper en gears of War, pero sabe cuando algo me pasa solo con ver mi cara y escuchar mi voz.

Conocer a tu pareja no es cosa fácil, requiere tiempo, dedicación y un oído entrenado para escuchar todo que esa persona te dice, para mi ha sido un poco mas difícil ya que tengo un trastorno neurológico, Trastorno por déficit de Atención, lo cual me dificulta en ocasiones salir de mi “yo” para ubicarme en el “ella” y “nosotros”, pero amar no es simplemente dejar que todo suceda, no, amar es entender a la otra persona, amar es conocer los defectos del otro y amarlo aun así por eso. Y vaya que ella me ama por que tengo titipuchales de ellos.

A manera de conclusión, quiero recomendarles que no se cierren a las posibilidades, es cierto que a veces parece que hay cosas que están destinadas a darse (digo, mi relación comenzó por facebook y mi matrimonio empezara en twitter) pero si no ponemos un pie adelante del otro y aceptamos lo que la vida nos ofrece siendo felices, tal vez nos estemos negando de conocer a esa persona especial en nuestras vidas, que uno nunca sabe, puede convertirse en nuestro player 2 por siempre.

A mi futura esposa si lee esto: Eres lo mejor que me ha pasado en la vida, he reído contigo, he llorado contigo, he caminado de tu mano miles de veces y besado tus labios una infinidad de ellas, son cosas que no cambiaria ni por todos los juegos del mundo, se que no seré el mejor de los hombres ni el príncipe azul que toda niña sueña llegara alguna vez en caballo blanco a llevársela a un lugar donde vivirán por siempre felices, yo solo soy ese geek que le gustan los videojuegos con lentes y sobrepeso que te ama, respeta, comprende y quiere pasar su vida junto a ti, has traído mas diversión a mi vida que las horas de juego que tengo en Skyrim, he vivido aventuras mas intensas que las de The legend of Zelda a tu lado y ni que decir de las Quest que hemos tenido que pasar juntos que no le llegan ni a los talones a esas de Final Fantasy. Eres la chica la cual llego inesperadamente a mi vida y cuyo amor hizo Critical Hit en mi corazón. Gracias por ser como eres y por recibir mis besos, mis abrazos, mis caricias y sobre todas las cosas, recibir mi amor, por siempre tu y yo. ¡Te amo!

Ahora los dejo con varias propuestas originales en internet de tortolitos que unieron sus manos en matrimonio, disfrútenlos solos para tener ideas de propuestas o con su pareja para que la felicidad de alguien mas entre en ustedes. (Comiencen viendo el resumen en fotos de esta boda)

Sobre El Autor

Psicólogo de día, Videojugador de noche. Mi humor es negro y estúpido, pero serio cuando se tiene que ser. El día que Nintendo saque un StarFox con Multiplayer, dejo de ser una persona socialmente productiva. Twitter @Kojyneox