Algo así como los marlboro edición rata envenenada.

Mientras mas tiempo pasa, mas me convenzo de que los políticos en sus tiempos libres tiran dardos a una pared enmarcada con diferentes tópicos de interés social para atacar. En esta ocasión le tocaron a los videojuegos, ya que los senadores Joe Baca y Frank Wolf quien a pesar de tener los apellidos perfectos para un Tag-Team de lucha libre, vienen con una propuesta de ley que afecta a nuestro hobbie.

Esta propuesta busca plantar una etiqueta de advertencia en todos los juegos mayores a la denominación EC Early Childhood (niñes temprana), si no has checado esta denominación de la ESRB desde que a tus 13 años compraste Grand Theft Auto 5 permíteme ilustrarte. Los juegos marcados son E for everyone (para todos), E+10 everyone above 10 (todos arriba de 10 años), T for Teens (Adolescentes), M for Mature (Mayores de edad) y A for adults (Solo adultos); deberán llevar consigo una “insignia de la vergüenza” con el siguiente texto: “Advertencia: exposición a videojuegos violentos se asocia a conductas agresivas”.

Lo implausible del asunto, es que nunca se ha encontrado una relación sustancial entre los videojuegos y la violencia, a lo mucho, solo generan una desensibilización ante esta (lo cual puede ser beneficioso en situaciones muy estresantes y violentas, permitiendo a la persona actuar de manera un poco mas lógica y calmada). Como psicólogo que ha trabajado con niños con necesidades educativas especiales puedo corroborar esto, siendo quienes presentan conductas agresivas un derivado de malos patrones de crianza dentro de la familia. Si algo se ha encontrado de los videojuegos, es su poder para prevenir la senilidad en la tercera edad, fomentando la actividad neuronal que en esas etapas de la vida requiere estimulo. Me disculpo por no proveer un link a esto, pero aqui encontraran varios beneficios.

Si quieren leer esta propuesta de ley, pueden hacerlo de aquí mismo, no se tardaran nada, ya que solo son 2 hojas. Al menos tiene algo positivo. Una vez con estas etiquetas puestas, las madres cuyos descuidos generan conductas negativas en sus hijos no podrán quejarse con que los videojuegos les causaron un mal, cuando la misma etiqueta se los esta diciendo.

Tiene su punto bueno como el anteriormente descrito, el malo, es que generaliza en que los videojuegos, todos, generan violencia. La ultima vez que revise, Mario Galaxy tenia un “E for everyone” y si llaman violencia por saltar encima de la cabeza de un Goomba, tenemos que tener una seria charla. Eso, mas la escases de fundamento científico a la asociación de conductas violentas con los videojuegos.

Fuente: G4