Matar Zombies usando minifalda nunca ha sido tan divertido.

• Versiones disponibles: Playstation 3 y Xbox 360 (Reseñada)
• Desarrollador: Grasshopper Manufacture
• Publicado por: WB Games
• Fecha de salida: 12 de Junio del 2012
• Precio: $899

Análisis Cualitativo

Lollipop Chainsaw puede explicarse como un juego estúpido e irreverente. ¿Qué puedes esperar de una porrista adolescente cuya familia caza zombies, que tiene un novio a quien tuvo que decapitar para salvarlo de la zombificación y que te llama pervertido por verle los calzones bajo la minifalda que usa en el juego?

Esto es lo más inteligente que pudo hacerse, ya que, en verdad, ¿importa una historia madura y llena de significado mientras matas zombies haciendo movimientos de gimnasia y bromas de doble sentido?

El título te lleva por 7 áreas plagadas de zombies, una de ellas sirve de tutorial para el juego. Juliet, la protagonista, cuenta con 2 ataques,: sus pompones que aturden a los enemigos, y su sierra eléctrica rosa, con la cual corta cabezas, manos y piernas de todo aquel zombie que ose atacarla. Inicialmente los ataques son muy básicos, pero conforme se progresa, nuevos combos están disponibles para comprarse e incrementar la letalidad de la porrista.

Además de combos, con el dinero obtenido por desmembrar no-muertos, es posible comprar incrementos para fortalecer a Juliet,: consumibles, trajes especiales, arte conceptual y música utilizable en cada área.

Comprar es parte integral del juego, ya que si no se invierte dinero en el personaje, es muy difícil avanzar, pues cada combo o incremento facilita acabar con más de un enemigo a la vez y presenta posibilidades al jugador para tener un estilo propio de juego.

Un elemento imprescindible en el arsenal de nuestra alegre protagonista es su barra de súper, ya que mientras más zombies elimines, se llenará para otorgar mayor fuerza y velocidad, a la vez que brinda la posibilidad de eliminar a mas de un oponente a la vez. Todo al son de la canción Hey Mickey!, acompañado por un arcoíris y aún más corazones. Es tan regocijante esta habilidad, que no será difícil guardarla cuando más se necesita. Que la canción se quede en tu cabeza será casi un hecho.

Siendo el cumpleaños de Juliet, su familia y Sensei tienen regalos para ella que aumentan las habilidades de su sierra, como la capacidad de disparar balas o correr con ella destazando a cada zombie en su camino. Cada uno de estos upgrades, se quedan con Juliet y agregan más variedad al gameplay.

Cada acto, salvo el prólogo, tienen un jefe de escena representando un estereotipo de las películas americanas de adolescentes como el Punk y la Hippie. Cada uno de estos cuenta con ataques únicos y una manera diferente de derrotarlos. No se necesita hundir los botones del control para vencerlos, ya que cada uno presenta maneras únicas y divertidas para ellos utilizando ataques propios del jefe u objetos del entorno.

Cada uno de los niveles agrega un mini-juego para la progresión del mismo, el problema es que algunos más que un agregado divertido son una molestia y rompen el ritmo.

Es divertido jugar Zombie Basketball y Zombie Baseball, pero cuando debes montarte en una máquina de arado pasando encima de varios no muertos y quieres que se termine rápido para continuar con el juego normal, algo salió mal.

Por lo menos la música hace estos momentos de tedio entretenidos, ya que el título cuenta con una selección bastante buena y variada, la cual puede cambiarse desde el menú de pausa.

Uno de los mejores aspectos son las conversaciones y cinemas entre los personajes. Pareciera que son diálogos sin sentido ni importancia, pero cargan mucho doble sentido que sacan risas al por mayor, además, varias de las escenas entre Juliet y su familia carecen de sentido lógico y caen en lo risible, lo cual hace que la experiencia de juego sea mayor, tomando los cinemas como una recompensa a la progresión de los niveles.

Una característica que puede alejar a muchos es la duración. El juego está construido como un juego tipo Arcade enfocado en obtener un score alto, y compararlo con los demás jugadores del mundo, o bien, superar el score del padre de Juliet y obtener más objetos para desbloquear y comprar.

El valor de rejugabilidad aumenta mucho para quien decida mejorar sus puntajes en cada nivel, además de hacer uso del modo de reto contra el tiempo, puntos o medallas.

Lollipop Chainsaw es un juego cuya duración y premisa puede alejar a muchos que ya están hartos de la sobre explotación del zombie en el videojuego, quienes decidan dejar eso a un lado, encontrarán un título divertido, gracioso, infantil y estúpido.

Es cierto que a veces la cámara llega a ser molesta y el ritmo se corta con algunos minijuegos que no tienen lugar, pero la experiencia completa del juego es completamente disfrutable a pesar de esto.

Quien llegue a este título no debe esperar una historia madura que lo hará crecer como persona o compenetrarse tanto con los personajes que lo harán pensar en su camino en la vida.

Éste es un juego donde uno de los personajes expresa que perdió un testículo en una explosión y que llegará a su casa a engrapar su escroto. Mucha diversión con alta rejugabilidad


Análisis Cuantitativo: 9 (Un juego con ligeros errores de desarrollo que pueden afectar no a todos, pero que no demeritan la experiencia completa del juego en cuestión y pueden ser olvidados)

Sobre El Autor

Psicólogo de día, Videojugador de noche. Mi humor es negro y estúpido, pero serio cuando se tiene que ser. El día que Nintendo saque un StarFox con Multiplayer, dejo de ser una persona socialmente productiva. Twitter @Kojyneox