Por esas veces cuando la única respuesta a todo es ¡no mamen!

Recientemente New Super Mario Bros. 2 salió para la portátil de Nintendo que despliega imagines en 3D gracias a su magia Voodoo, la cual, creemos, fue obtenida con un pacto satánico al demonio de las bananas (Si no, ¿cual otra razón hay para que Iwata lo venere?)

Parece que este ente platanudo tiene un puesto alto en la compañía Nipona, pues el reciente titulo maneja una decisión de venta medio extraña (por no decir pendeja). En México si vas a cualquier tienda de venta de videojuegos, puedes conseguir el nuevo titulo de Mario a $800 pesos. Nintendo tuvo la fantabulosa y casi orgásmica idea de poner el titulo a descarga el mismo día en su versión digital, todo por el maravilloso y fantástico precio de… (Puntos suspensivos agregados para suspenso)$800 pesos.

Solo para re afirmar. Las versiones física y digital costaran exactamente lo mismo, $800 pesos.

Esto es una estupidez por parte de Nintendo, ya que las versiones digitales de entrada, deberían costar menos que la física. No hay que imprimir cartuchos y no se distribuyen a una tienda, esto genera un ahorro significativo para la compañía y da al usuario mayores opciones para decidir que versión del juego quiere .

Para mas sencillo: al no pagarle las paradas al baño al trailero barbudo y panzón, esta dando al usuario la facilidad de rascarse los testículos mientras con un click se compra un nuevo juego para su dispositivo predilecto a un precio menor (No todos lo hacen como se debe, pero se agradece a quien si lo hace).

Si Nintendo se esta ahorrando este dinero, ¿no debería ser claro y sencillo cobrar menos por una versión digital?, a nuestros ojos si, debería. La gran N se defiende alegando que “si bajamos el precio de la versión digital, estamos haciendo que el software pierda valor”. Esta es una patada con bota picuda en los huevos al usuario, siendo que con todo comprador de la versión digital obtiene mas dinero que con el de la versión física.

La persona que decida comprar el juego físico, no gasta solo el costo del mismo, sino la gasolina o camiones necesarios para su compra, la saliva al hablar con el dependiente de la tienda y las calorías al caminar hacia su local preferido. Como ventaja, tiene la maravillosa opción de que cuando el juego ya no le rinda mas, puede pasar a esa misma tienda y venderlo por cierta cantidad por mas mísera que sea, lo cual le sirve para pagar una parte de un juego nuevo en el futuro. Las versiones digitales no tienen esta facilidad, meramente cuestan menos como un aliciente a la compra y la posibilidad de que entren en alguna oferta por la tienda en línea que se consiga.

La versión digital de New Super Mario Bros. 2 Nos muestra un dedo medio con furia del plomero bigotudo exclamando “¡Yahuuuuuu mi juego no lo vas a poder vender papawh!”, justamente lo que en esta generación buscan muchas compañías, desaparecer el mercado de juegos seminuevos. En esta ocasión Nintendo da un paso para adelante pero pisa un mojón de caballo por no fijarse en lo que hacen los demás (Algunos juegos digitales de Vita cuestan $5 dólares menos y varios de PC $10).

Mientras muchas compañías impulsan las ventas en línea regalándonos plus y un precio menor con algunas promociones envueltas en un bonito paquete, Nintendo nos da el mismo paquete sin los plus de los demás. Ya como insulto final, en Australia e Inglaterra el juego digital termino costando aun más que la versión física.

Y es que en verdad Nintendo, NO MAMEN.

Sobre El Autor

Psicólogo de día, Videojugador de noche. Mi humor es negro y estúpido, pero serio cuando se tiene que ser. El día que Nintendo saque un StarFox con Multiplayer, dejo de ser una persona socialmente productiva. Twitter @Kojyneox

  • esta buena la sección Kojy jojo