Simulación de combate espacial minimalista.

Ficha Técnica

• Versiones disponibles: PC(reseñado), Mac, Linux
• Desarrollador: Subset Games
• Distribuido por: Subset Games, GOG, Steam
• Fecha de salida: 14 de Septiembre de 2012
• Precio: $10 dólares

Análisis Cualitativo:

FTL: Faster Than Light es un título que pone al jugador a la cabeza de una nave espacial, encargada de surcar varios sistemas solares huyendo de una resistencia rebelde que quiere acabar la alianza espacial. La misión principal es no caer ante los rebeldes o los piratas espaciales, y llegar con la alianza para acabar de una vez por todas con la oposición.

Inicialmente un solo tipo de nave, con ocho más para desbloquear, cada una acompañada de una vaga descripción de cómo obtenerla dentro del juego. Cada una tiene características únicas en cuanto al armamento y aditamentos extra. Mientras que la nave inicial tiene un balance para ataque y defensa, otra carece de un escudo protector, pero viene equipada con un módulo de sigilo, diferentes en esencia, pero todas pueden llegar a la recta final.

Cada nave puede ser modificada durante el juego utilizando la moneda local (escombro). Puede ser desde algo sencillo como elevar el nivel de escudo de la nave, hasta mejorar las armas y aditamentos. Es muy importante el manejo económico, ya que las armas requieren cierto nivel de energía para funcionar, por lo que se debe planear antes de tiempo si se quiere tener un arma de alta potencia, así que debe primero elevarse la capacidad de energía a las armas o de lo contrario quedará inutilizable hasta que se cumpla este requerimiento.

El mapa de cada juego se construye aleatoriamente cada vez, haciendo que ninguna experiencia sea igual a la anterior. Esta es tanto su mayor bendición como su peor maldición, ya que cada mapa nuevo puede ser interesante en cuanto a su distribución, además de los aliados y/o enemigos a encontrar. En ocasiones puede parecer que el juego busca la derrota poniendo enfrente enemigos con armas mucho más potentes o mapas con exceso de nébulas que remueven temporalmente energía de la nave, o soles que pueden incendiar segmentos de ella.

Hay tiendas en cada mapa, las cuales sirven para compra-venta de aditamentos, además de recargar el combustible, misiles y drones que son necesarios para el combate y la movilidad. Una opción que no todas tienen es la compra de tripulación, cada uno con diferentes atributos o características, pero necesarios para el óptimo funcionamiento de la nave.

La parte clave de FTL es el combate, el cual pone al jugador como el comandante en jefe de la nave, es aquí donde toda la personalización previa entra en rigor, ya que toda arma, aditamento y tripulación de tu nave tiene una función en la batalla.

Toda nave del juego está divida en secciones, algunas con partes vitales como el motor o la batería del escudo, que al ser dañadas se inhabilita el funcionamiento de las mismas. Es aquí donde importa la estrategia del jugador, decidiendo las partes que atacar, apoyado de armas que van desde simples misiles que traspasan escudos, armas con 3 disparos para penetrar el escudo, hasta bombas que desactivan temporalmente partes claves de las naves.

Toda arma con la que goza el enemigo puede ser adquirida en algún momento por el enemigo, emparejando las capacidades de batalla del jugador con los enemigos dependiendo del estilo de juego de cada quién. Algunos puedan preferir pilotear una nave cuyo ataque se basa en misiles y bombas o lásers incendiarios, otros puedan preferir utilizar maás drones para el ataque principal apoyados por pulsos de iones que incapacitan áreas de la nave enemiga. Inclusive, puede crearse una nave basada en atacar de manera directa al oponente, teletransportando tu tripulación al oponente, inhabilitándola desde adentro.

Las posibilidades no serán infinitas, pero aplauden la experimentación y recompensan la creatividad con diferentes acercamientos a la batalla. Es de recalcar, que todo combate es en tiempo real y depende de los comandos e intervención del jugador de manera activa.

FTL: Faster Than Light logra el objetivo de poner al jugador al mando de una nave espacial de manera eficaz, haciendo que el peso de la victoria recaiga en las decisiones tomadas durante toda la campaña. En ocasiones puede ser frustrante que el mismo juego genere un entorno donde parece que el destino es el fracaso total, pero esto es parte de la diversión, pensar en los errores cometidos para mejorar en el siguiente intento; ya sea repitiendo estrategias o cambiándolas cada vez.

Tal vez no sea un juego con el cual perder el sueño toda una noche por avanzar en él, pero para quien trabaje en una oficina encontrará un pasatiempo adictivo a bordo de una nave espacial.

Quien guste probar este título, puede encontrarse una grata sorpresa como una premisa tan sencilla y bien elaborada puede ser tan imersiva y adictiva. Este pequeño pero gran titulo demuestra que nunca debe juzgarse un libro por su portada.

Lo Bueno: El combate es bastante entretenido, tener una amplia gama de armas y aumentos que se ajustan al gusto personal del jugador permiten la personalización de la nave sintiéndola como propia.

Lo Malo: Los mapas aleatorios en ocasiones pueden incomodar, haciendo sentir al jugador que el juego quiere que pierda a toda costa, por lo que a veces la dificultad debe de bajarse para tener una oportunidad de victoria.

Análisis Cuantitativo: 9 (Un juego con ligeros errores de desarrollo que pueden afectar no a todos, pero que no demeritan la experiencia completa del juego en cuestión y pueden ser olvidados)

Sobre El Autor

Psicólogo de día, Videojugador de noche. Mi humor es negro y estúpido, pero serio cuando se tiene que ser. El día que Nintendo saque un StarFox con Multiplayer, dejo de ser una persona socialmente productiva. Twitter @Kojyneox