Por esas veces cuando la única respuesta a todo es ¡no mamen!

Después de mucha especulación, por fin se revelo el precio final del Wii U en México. La edición sencilla costara $6000 pesos mientras que la Deluxe $7300 pesos.

Habíamos especulado un precio entre 7 y 10 mil pesos sin especificar versión. Inicialmente el precio aparentaba ser justo por esa mariguanada previa, la realidad, fue como una patada en los testículos con bota picuda del Chip Torres.

Si hacemos una conversión directa a dólares, nosotros estaríamos comprando la consola a $570 dólares, un exceso de $220 billetes verdes, el cual se va en todo el proceso de importación, manejo, impuestos y ganancia de la empresa vendedora.

Este dinero podríamos gastarlo en cosas mas útiles como: todo el boxset de películas de Van Damme, una avestruz para usar como medio de transporte o comprar un Tejón de la miel, llamarlo fabuloso Flavio y entrenarlo para que muerda las bolas de tus enemigos. Por desgracia, tenemos que regresar a la realidad y aceptar algo: vivimos en México.

Debemos ajustarnos a las reglas que nos rigen, en este caso, aceptar la penetración rectal de latamel (distribuidor autorizado de Nintendo) con sus precios. Pero no hay que tirarse a llorar en derrota mientras la compañía mueve su pelvis hacia adelante y hacia atrás en dirección a nuestro trasero, hay opciones con las cuales hacer un Combo Breaker y dar retribución anal a Latamel.

El primer dedo medio que puede aventars hacia ellos, es llevando tu dinero a Mercado Libre. Este es el equivalente de comprar la consola en un callejón obscuro a la mitad de la noche atendido por un tipo en gabardina, desconociendo totalmente si tiene la consola debajo de ella o solamente su desnudes y una botella de cloroformo. Riesgoso, pero al menos es mas barato y puede corroborarse la seguridad de la transacción directamente desde la pagina.

Si, este tipo se ve legal.

Si, este tipo se ve legal.

Importar es otra arma para resistir la violación económica de Latamel, utilizando alguna de las tiendas en línea de Estados Unidos, por desgracia, muchas de las preventas ya están cerradas. Al conseguirlo de esta manera o con algún familiar del otro lado del charco, el costo se reduce aproximadamente unos $120 dólares utilizando un intermediario, tal vez no deje para montar una avestruz al trabajo pero si para comprar todo el Boxset de Van Damme.

La única manera de aguantar la sodomización de Latamel es con módicos pagos con/sin intereses, como si solo se permitiera a la compañía un cacho de tu cuerpo por mes. Las 3 compañías “lideres” manejan meses sin intereses con algunas tarjetas bancarias, o bien, las tiendas departamentales con su propia tarjeta dan esta posibilidad. Estén pendientes de Liverpool, ya que posiblemente la consola entre en preventa y dan un 15% a monedero electrónico si se compra en tienda o 15% de descuento comprando en línea o por teléfono.

¿No tienes tarjeta de crédito y dinero? ¿Quieres que tu voz se escuche ante el asunto? Tirar insultos por redes sociales no es la manera. Si decides esperar, es muy probable que el costo se reduzca con el paso del tiempo, durante este tiempo la consola se pudrirá en las bodegas de los vendedores entrando en rigor la ley de oferta y demanda. Es solo así como se manda el mensaje de que su trasero, ya no esta disponible para esas penetraciones económicas.

Y es que en verdad Latamel, ¡NO MAMEN!