La creatividad y el sigilo como poderosas armas.

Ficha Técnica
Consola: PC, PlayStation 3 (reseñada), Xbox 360
Fecha de lanzamiento: 9 de Octubre de 2012
Desarrollado por: Arkane Studios
Publicado por: Bethesda
Precio: $999 pesos

Análisis Cualitativo:

Corvo Attano es el guardia personal de la duquesa de Dunwall, un reino atacado por una extraña plaga cargada por ratas, cuya mordida enferma a las personas del reino convirtiéndolas en Weepers y matándolos después de un tiempo. Al regresar de una misión encomendada personalmente por la duquesa para buscar una cura a esta plaga, Corvo es usado de chivo expiatorio e incriminado en el asesinato de la regidora. Deshonrado y con la pena de muerte sobre su cabeza, debe buscar la manera de recuperar su honor y rescatar a la hija huérfana de la duquesa, quien sabe la verdad del incidente.

Dishonored nos pone detrás de los ojos y manos de Corvo, cuyas habilidades como guardaespaldas son puestas a la práctica para limpiar su nombre. La primera misión enseña la gran mayoría de las mecánicas del juego, permitiendo ser una simple sombra utilizando el sigilo y noqueando a los enemigos para incapacitarlos, o bien, ser un total sanguinario en el combate, eliminando a todo aquél que se cruce en tu camino.

Dunwall es una ciudad moldeable dependiendo de cómo se juegue. Si se decide ser un sanguinario asesino que elimina a todos los enemigos que le bloquean el camino, la ciudad se verá más afectada por la plaga y la cantidad de ratas, Weepers y cuerpos aumentará. Caso contrario si se es pacifista, entonces la ciudad permanecerá con un nivel de plaga bajo. Todo esto afecta la confrontación final y la resolución de la historia.

La versatilidad del combate no es una ilusión, realmente puede terminarse el juego sin eliminar a un solo enemigo: siendo sigiloso, planeando rutas y utilizando magia, la cual es otorgada por “the outsider”, un ente sobrenatural que aparece sin mucha explicación, pero presente durante todo el juego dando tips y pedazos de información.

Cada magia es desbloqueada al obtener runas dentro de los escenarios, dando al jugador un control total sobre el desarrollo mágico de Corvo, ampliando las opciones a su disposición para la resolución de conflictos. El único problema con estas magias radica en las opciones limitantes para los jugadores que buscan una ruta pacifista, pues de las 10 existentes, 3 están enfocadas a la ofensiva y de las 7 restantes, solo 1 podría tomarse como totalmente pacifista. Hubiera sido idóneo ampliar un poco más estas opciones, pero las demás compensan perfectamente al personaje, permitiendo jugarse la manera que sea sin interponerse en la diversión.

Además de poderes sobrenaturales, Corvo cuenta con varias herramientas como: flechas, dardos adormecedores, bombas de humo y una pistola; cada una de éstas creada y mejoradas por Piero, uno de los aliados que busca restaurar el orden en Dunwal junto con otros revolucionarios. Aquí de igual manera se nota un predominio mayor por la ofensiva, dejando solo las bombas de humo y dardos adormecedores para los pacifistas.

El juego se divide en 9 capítulos, todos con la misión de eliminar a un miembro clave del gobierno opresor, mismos que incriminaron a Corvo con el asesinato. Cada escena hace uso total de las habilidades del personaje, permitiendo moverse ya sea a pie o haciendo uso de la magia “Blink” para moverse entre azoteas, pipas de gas y letreros, dando diversas opciones para llegar del punto A al punto B. Esto impulsa la creatividad del jugador a buscar rutas alternas para pasar grupos grandes de enemigos, sistemas de defensa militar o simplemente explorar cada rincón del mapa.

Habrá ocasiones donde sea inevitable pasar por estas secciones, es aquí donde brilla el sistema de combate, magia y sigilo. Puede haber uno de estos sistemas de defensa en un corredor y para pasar puede hacerse de diversas maneras: poseer a uno de los enemigos para pasar sin problemas, invocar un grupo de ratas para que acaben la batería del arma, utilizar una herramienta para cambiar la polaridad y eliminar a cada enemigo que pase cerca o poseer una rata para buscar una ruta alterna por una alcantarillas.

El título consolida el sigilo a la perfección, elevando la barra a los próximos que quieran intentarlo en este genero, haciendo que el jugador se sienta como un depredador más que una presa al brindar múltiples opciones desde las sombras para eliminar enemigos, evitarlos o incapacitarlos.

Los jefes de cada misión pueden matarse de diferentes maneras, o bien, hacer algo de justicia poética y deshonrarlos de maneras peores que la muerte. Solamente en la primera misión, hay por lo menos, 4 maneras diferentes de eliminar al objetivo, ya sea en un confortamiento directo espada contra espada, envenenándolo con una bebida, apuñalándolo por la espalda o incapacitarlo y marcarlo con un hierro caliente especial, haciendo que pierda todo poder político. La creatividad es el único limite.

La historia es el único punto débil, ya que a pesar de parecer compleja e inmersiva, es trillada y predecible mientras más se desenvuelve. Aunque la resolución llega a ser obvia en cierto punto, no deja de ser satisfactorio vengarse de cada uno de los implicados en el asesinato de la duquesa.

Dishonored es uno de esos pocos juegos que a pesar de no tener nada a su nombre, hace todo de manera correcta. Éste simplemente es un título que pide jugarse y cuya recompensa es una experiencia inigualable y satisfactoria. Es un vivo ejemplo de que en esta industria no todo es una copia al carbón del anterior, aún hay juegos que pueden ser originales e innovar siendo totalmente nuevos.

Lo bueno: Un sistema de combate que incentiva a la creatividad para resolver conflictos de diferentes maneras y buscar todas las opciones posibles para completar las misiones en un escenario.

Lo malo: El sistema de herramientas y magia esta más orientado a la ofensiva, dando menos opciones a los pacifistas. En ocasiones, aparecerán enemigos muertos al final de la escena sin que el jugador sepa por qué.

Análisis Cuantitativo:

9.5

(Un juego con ligeros errores de desarrollo que pueden afectar no a todos, pero que no demeritan la experiencia completa del juego en cuestión y pueden ser olvidados).

Sobre El Autor

Psicólogo de día, Videojugador de noche. Mi humor es negro y estúpido, pero serio cuando se tiene que ser. El día que Nintendo saque un StarFox con Multiplayer, dejo de ser una persona socialmente productiva. Twitter @Kojyneox