Los videojuegos son gran medio de entretenimiento, no importando la época en la que son lanzados, por ello, siempre es bueno recordar un gran videojuego del pasado.

Ficha Tecnica

Plataforma: Nintendo DS

Fecha de lanzamiento: 2005

Desarrollado por: Konami

Publicado por: Konami

Precio: $399 pesos (aproximado)

 

 

Analisis Cualitativo:

Recientemente pude poner mis manos en Castlevania Mirror Of Fate, pero siempre he tenido una costumbre de que cuando una nueva entrega de una saga querida llega a mis manos, intento jugar varias de sus entradas previas, ya sea para recordar, comparar, o volverme a acostumbrar al sistema de juego.  En esta ocasión fue lo que sucedió con Castlevania: Dawn Of Sorrow, titulo lanzado para el Nintendo DS en 2005.

Fue el primer Castlevania lanzado para la, entonces nueva, consola portátil de Nintendo, secuela de 3 versiones muy queridas por los videojugadores amantes de el videojuego de vampiros, ya que en los 3 videojuegos lanzados para el Game Boy Advanced, la saga no solo retomó lo que era querido de esta serie, vampiros, latigos, Castillos, zombies, y demás criaturas sacadas de cuentos de terror, sino que intento, en la consola portátil trasladar la experiencia de uno de los mejores videojuegos de todos los tiempos: Castlevania Symphony of The Night, y a decir verdad, lo hacían bastante bien. Aun así, no eran perfectas, el primero (Circle Of The Moon) fue muy criticado por tener unas graficas muy obscuras, y ser difícil de visualizar en la primera versión del GBA, pero posteriormente fueron corrigiendo estos errores y la última entrega del Game Boy Advanced, Aria Of Sorrow, fue muy bien recibida, tanto en ventas, como en criticas.

Dawn Of Sorrow continua directamente la trama de Aria Of Sorrow, vuelves a tomar el papel de Soma, vuelve a tener un arte estilo anime, y vuelve la llamada (aunque personalmente no me gusta el termino, creo que es fácil de entender) Metroidvania, pero ahora si, en una consola digna de hacer sentir un juego al nivel de lo que muchos vivimos en el Ps One, al menos técnicamente (SoTN).

El juego no decepciona, tiene los elementos clásicos de Castlevania y de Metroid, exploras los castillos, todo esta “abierto” desde el principio del juego, pero no puedes acceder a todas las áreas ya que debes obtener nuevos ítems, habilidades o almas para poder hacerlo, los enemigos van aumentando en dificultad conforme avanzas, tiene jefes en cada área  que en muchas ocasiones son enormes y otras veces muy retadores, los gráficos son muy brillantes pero muy bonitos, en muchas ocasiones son detallados al punto nunca antes visto en la serie, incluido SoTN.

La música es punto y aparte, siempre ha sido parte de la serie, inclusive en los títulos de los videojuegos, en esta ocasión fue increíble, muy agradable, fácil de reconocer, algunos lugares con temas clásicos  otros temas completamente nuevos, que inclusive el escucharlos por si solos valen la pena, nuevamente a cargo de Michiru Yamane (Symphony Of The Night) y Masahiko Kimura (Castlevania 64).

La duración es larga, como en todo Castlevania, tienen mucho “Replay Value”, puedes jugarlos varias veces sin sentirte cansado, para este juego en particular la formula de Igarashi en Konami, aun no cansaba, se sentía retador y emocionante, tienes “Varios” finales, que es más bien los finales “malos” para darte pie a seguir explorando. El control es preciso, y recién lanzada la consola, se incluyeron modalidades para la pantalla táctil, que no se sienten forzados, aunque en realidad eran innecesarios.

Fue un juego que convenció a muchos de comprar un DS, una gran muestra del poder de la consola, y un digno representante de Castlevania, pero también logró hacer algo que nunca es conveniente en una saga de videojuegos, hizo que los fans pidieran se siguiera siempre la misma fórmula, exigieron que cada uno de los juegos siguientes no arriesgara en innovación, y exigían que juegos como Castlevania 64, Lamment Of Innocence o Curse Of Darkness no se repitieran, pues un Castlevania 3D rompía con lo que ellos querían.

Independientemente de esto, si poseen un DS o un 3DS les recomiendo ampliamente le den una probada a este juego, o cualquier otro del DS, son juegos muy bien logrados, adictivos, e inclusive la recolección de almas e ítems recuerda un poco a la saga Diablo, en el sentido de la adicción y repetición compulsiva de matar y matar enemigos solo con el objetivo de subir de nivel y conseguir armas mas poderosas. Es uno de los mejores juegos del DS y de Castlevania.

Análisis Cuantitativo:

Calificación: 9

Sobre El Autor

Médico Psiquiatra, alienista y psicopatólogo, amante de los videojuegos, ciencia, autos y de las cosas buenas de la vida, siempre fan de Half Life 2, The Legend Of Zelda y simuladores de autos. Sin preferencias sobre cualquier consola.