xbox one kinect

Tras las actual polémica de que el NSA (National Security Agency /Sistema de Seguridad Nacional) de Estados Unidos, pudo haber obtenido información de Outlook.com, Skype y Skydrive en colaboración Microsoft, la pregunta es: ¿Qué pasará con Kinect y Xbox One?

A raíz de la divulgación del proyecto PRISM, muchos se han preguntado de lo que es capaz de realizar el gobierno norteamericano para “proteger la seguridad nacional”. Con el gran avance del reconocimiento facial y de voz, se ha creado una paranoia colectiva de sentirse espiados por cualquier agencia gubernamental y/o grupo delictivo con los dispositivos digitales que consumimos diariamente. Y no solo atacando al gobierno gringo, en otros países también ocurre una situación similar con sus gobiernos, incluyendo México (aunque ciertamente los mexicanos somos más dejados y hasta el mismo gobierno se muestra tranquilo de que lo espíen).

Con estos antecedentes, cualquier producto que sale al mercado es cuestionado sobre posibles fallos de programación que permitan el acceso a nuestra información, uno de los más atacados ha sido el dispositivo de Google, los famosos Google Glass. Así que por lógica, y tras la polémica actual de Microsoft, que desmintió obviamente la compañía, el siguiente dispositivo en la mira sería Xbox One y en especifico el dispositivo Kinect 2.0.

google-glass-macro

Como sabemos el Nuevo Kinect, tiene un sensor infrarrojo de profundidad de 250,000-pixeles y una cámara con resolución de 1080p. A diferencia de Xbox 360, el dispositivo viene en conjunto y casi de forma obligatoria con Xbox One, como simbiosis tecnológica. Y es cuando empieza a no leerse tan bien.

En la página  oficial de Xbox One existe un apartado de privacidad que aclaran algunos puntos importantes:

  • Tu tienes el control de lo que Kinect puede ver y escuchar. Básicamente explica que podemos modificar las opciones de privacidad del dispositivo, ademas de aclarar que las conversaciones no son grabadas ni subidas a la nube.
  • Tu tienes el control de cuando Kinect este encendido, apagado o pausado. Con simples comandos de voz podemos desactivar el sensor, aunque especifica que algunas aplicaciones requieren el uso del dispositivo.
  • Tu tienes el control de tu información personal.  Suena irónico, pero nos explica que algunos juegos o aplicaciones tienen acceso a  nuestro ritmo cardíaco, expresiones faciales, fotos, vídeos, pero que obviamente esa información no sale de nuestra consola, a menos que nosotros autoricemos esos permisos, por ejemplo en los juegos de deportes que solicitan esos datos para proporcionar estadísticas avanzadas de nuestro rendimiento y progresos.

Kinect2

Pero de forma acertada The Verge, nos recuerda que hace cuatro años Skype (aun en propiedad de eBay) mencionaba que debido al sistema peer to peer, era casi imposible atender las solicitudes de la corte para  interferir las llamadas, después de la compra por parte de Microsoft, se especuló demasiado el hecho de que la compañía de Redmon cambió la arquitectura del servicio Skype para que fuera más accesible el acceso a intervenir en las comunicaciones de los usuarios,  situación que negaron en su momento. y ahora tras el escándalo que fue publicado en el periódico The Guardian, solo ha declarado la negación total. Así que como usuarios podemos llegar a dos conclusiones: a) Mienten b) Dicen la verdad. Eso lo dejo a su criterio.

La leyes estadounidenses y quienes las ejecutan no ayudan tampoco en calmar todo el descontento de los usuarios, un ejemplo que cito del mismo artículo, es un caso de 2002, en el cual la corte negó parcialmente al FBI de intervenir en las comunicaciones de emergencia que tienen algunos automoviles, curiosamente como lo señala el analista Christopher Soghoian, dos de los tres jueces fallaron en contra porque en su razonamiento,  las llamadas de emergencia no funcionarían correctamente. No se podía marcar el 911 si el FBI ya estaba en la línea, argumentaron.

Usando la misma premisa de que Kinect no tiene una función tan importante. “Posiblemente, la NSA tranquilamente podría grabar lo que está pasando en tu cuarto sin alterar la función de poder jugar los juegos de vídeo”, menciona también Soghoian .

Las ultimas controversias han llegado a los celulares, como en el caso del Moto X, ya que se publicó que de forma pasiva siempre está esperando los comandos de voz, justificado en este caso para la aplicación de Google Now. Otro caso muy famoso fue la vulnerabilidad de las Smart TV de Samsung, que facilitaba a los hackers el tener accesos a las cámaras de las mismas.

Sin duda PlayStation 4 también implementa la cámara PlayStation 4 Eye, aunque hasta el momento la compañía no se ha pronunciado al  respecto del tema, ciertamente porque Sony no ha sido tan cuestionada.

ES_ANDROID_TV_04_4_ (Copiar)

Por otra parte, Microsoft  insiste que no planean ayudar al gobierno para usar a Kinect como un dispositivo para espiar a los usuarios. Reiteran que como con el primer Kinect, la luz del sensor nos indicará si esta encendido las funciones del aparato.

“A falta de una nueva ley, no creo que el gobierno tenga la autoridad legal para obligar a nosotros o a cualquier otra compañía que fabrique productos con cámaras y micrófonos para  recoger datos de voz y vídeo”

“Nosotros agresivamente habríamos de recurrir a los tribunales ante cualquier intento de obligarnos a hacerlo ” . Microsoft escribe en un correo a The Verge.

En una opinión personal, desde el inicio de la era tecnológica, nuestra privacidad cada vez es más restringida, es de dominio público,  el simple hecho de crear un perfil en Facebook con nuestros datos personales estamos sujetos al sistema. Y cuando descubrimos algunos proyectos de los grandes gobiernos que violan nuestros derechos, nos asustamos, pero hay muchos más que no conocemos y que tal vez nunca salgan a la luz. Si los sistemas de inteligencia quiere infringir en Kinect, PlayStation 4 Eye, Smartphones, Smart TV’s, Google Glass, etc… lo va hacer, si no hacemos nada ilícito, no habría porque preocuparnos, aunque es una actitud conformista, con el paso del tiempo uno se va dando cuenta que pocas cosas podemos controlar realmente.

 

 

Sobre El Autor

CEO de blit.com.mx / Médico de profesión / Agnóstico / Marxista autónomo / Mitómano, bipolar, con cierto grado de delirio de persecución / shiver@blit.com.mx o contacto@blit.com.mx