Amasaron una gran fortuna a golpe de pistola, pero el cuarteto criminal que protagonizó Payday ha vuelto a por más, mucho más. Un título de acción cooperativa que mejora lo visto en el original, ampliando las posibilidades de juego para que, esta vez sí, nos sintamos verdaderamente en la piel de un equipo de atracadores de bancos.

Estuvo algo limitado en contenidos, la inteligencia artificial de enemigos y aliados no era  su fuerte y, técnicamente hablando, tampoco destacó en lo más mínimo. Pero Payday nos encantó. Y lo hizo porque a pesar de sus errores, este original juego tenía todos los ingredientes necesarios para triunfar; fue un auténtico diamante en bruto al que le faltó limar sus asperezas para alcanzar la grandeza. Objetivo al que se ha acercado notablemente con esta secuela.

Ficha Técnica

Plataforma: PC, PlayStation 3, Xbox 360
Fecha de lanzamiento:
13 de agosto de 2013
Desarrollado por:
Overkill Software
Publicado por: 505 Games
Precio:
$29.99 dólares (PC), $39.99 (consola)
Características de PC: AMD FX 6200, Nvidia GTX 670, 8GB RAM

Escrito por: Evan Octavio López García

Análisis cualitativo:

Un título más grande, variado y complejo que el original, que sin cambiar lo más mínimo sus mecánicas de juego, ha conseguido alcanzar un plus de calidad. Y la razón es bien sencilla. Fiel a su estilo, el equipo independiente de Overkill Software aprovecho esta segunda oportunidad para mejorar y potenciar todos los elementos que no funcionaron del todo en el original, logrando con mayor realismo que de verdad nos sintamos en la piel de un auténtico atracador de bancos.

Hoxton, Dallas, Wolf y Chains. Los recuerdan, ¿verdad? Juntos de nuevo, el cuarteto criminal que conocimos en Payday se ha desplazado a la ciudad de Washington D.C., donde están dispuestos a hacerse de una gran fortuna mediante métodos poco lícitos, aunque para qué negarlo, condenadamente divertidos. Atracos a joyerías, asaltos a cámaras blindadas, robo indiscriminado a comercios, tráfico de drogas…con más de 30 misiones a nuestra disposición, frente a los seis asaltos que proponía el original, esta secuela deja clarísimo desde el primer instante que es un videojuego mucho más grande que su antecesor. Más grande y, también, bastante mejor trabajado.

No solo hablamos de cantidad, sino principalmente de calidad. Tanto en lo que se refiere al diseño de estas misiones, realmente variado y muy peliculero, como en lo que respecta al propio desarrollo de la acción, más abierto y con mayores opciones de interacción con el entorno que las vistas en el original.

paydy 2 1

Y es que si bien es cierto ha aumentado la libertad de acción y las opciones de juego a la hora de afrontar cada misión de forma distinta, también lo han hecho en la misma medida los problemas y trampas con los que nos encontraremos. Cámaras de seguridad, civiles propensos a dar la voz de alarma a la mínima sospecha, vigilantes armados, puertas blindadas con complejos mecanismos de seguridad… cada misión es en sí misma un complejo rompecabezas que requerirá de la perfecta coordinación del cuarteto protagonista para superar con éxito sus desafíos; teniendo en cuenta además que cada una de nuestras acciones tendrá sus consecuencias en la partida, algunas de las cuales pueden resultar verdaderamente sorprendentes.

No en vano, tal es el grado de realismo alcanzado en ciertos patrones jugables que, por poner un ejemplo, dañar una cámara de seguridad implicará alertar al equipo de vigilancia encargado de su mantenimiento, lo que lógicamente podrá echar por tierra cualquier intento de infiltración si no actuamos con sangre fría. Hasta los civiles, que normalmente juegan un papel extremadamente secundario en la mayoría de juegos, tienen en una importancia capital, al ser en la mayoría de casos los responsables de delatar nuestra presencia a las autoridades. Por eso, una de nuestras mayores preocupaciones deberá ser la de controlar a los rehenes para que no se escapen o activen las alarmas. Y eso, como decíamos anteriormente, no será una tarea sencilla.

Fiel al espíritu del original, Payday 2 nos da la oportunidad de personalizar libremente las habilidades especiales de nuestro aguerrido ladrón para que este se adapte al estilo de juego que deseemos. Overkill Software ha aumentado las opciones de personalización a nuestra disposición, permitiéndonos desbloquear y mejorar un gran número de parámetros sobre el gameplay que modificarán de forma palpable el propio desarrollo de la acción. Y es que cuatro clases de personaje distintas con tres líneas de especialización cada una de ellas dan para muchísimo.

Más todavía si nos juntamos con un grupo de amigos a los que les guste el trabajo en equipo y sepan cómo combinar todas y cada una de las habilidades especiales a su disposición. Taladros mejorados, explosivos, mejoras en el sistema de salud, la posibilidad de usar sierras o chalecos antibalas exageradamente blindados, la capacidad de cargar con más peso a nuestras espaldas, torretas defensivas, mejoras en la precisión con el uso de ciertas armas… por haber, existen habilidades que nos van a permitir manipular a los agentes del orden público, e incluso otras que harán que los civiles nos apoyen en los momentos de más necesidad salvándonos la vida.

payday 2

También nos ha encantado el diseño y la variedad de las misiones con las que nos encontraremos a lo largo de la partida. Sobre todo por su capacidad para sorprendernos constantemente con una serie de acontecimientos imprevistos que nos obligarán a modificar nuestros planes de asalto en cuestión de pocos segundos, que es lo que tardarán en llegar los policías al lugar de los hechos. Dicho lo cual, conviene destacar que las mecánicas de tiroteos también se han mejorado en esta secuela, que ahora muestra unos enfrentamientos más emocionantes y espectaculares que los del Payday original.

Destaca en este punto la mejora en la inteligencia artificial de los enemigos, que reaccionarán de una forma más creíble y realista a nuestras acciones, usando tácticas de infiltración y flanqueo para cogernos desprevenidos. Por tanto, no será raro encontrarse con un grupo de SWATs apareciendo de repente por la puerta de atrás de la joyería que defendíamos a tiros, o que estos caigan del cielo atravesando ventanas, previo uso de granadas de humo o bombas cegadoras. Además, tampoco faltan a la cita las unidades especiales que tantos quebraderos de cabeza nos provocaron en el original, como francotiradores, agentes del FBI equipados con armas de electrochoque taser que nos paralizarán, o soldados acorazados con grandes escudos.

Como decíamos se notan los avances al respecto, aunque en ocasiones la inteligencia artificial de los enemigos –y aliados cuando jugamos en solitario- puede echar por tierra la gran puesta en escena de Payday 2. Sobre todo debido a cierto comportamiento kamikaze de los enemigos, que en muchas ocasiones nos atacarán a lo bestia sin importarles lo más mínimo que nos encontremos frente a ellos acribillándoles como patos. Algo curioso teniendo en cuenta que en otras circunstancias de juego similares, los policías sí usarán el apoyo de las coberturas.

payday 2 5

También, pese a que el juego de Overkill Software nos brinda un mayor grado de libertad a la hora de resolver las misiones siguiendo el estilo de juego que más nos guste, en ocasiones esta libertad de acción se queda algo corta para la gran cantidad de opciones que tenemos a nuestra disposición. Obviamente, no criticamos el hecho de que sea difícil completar muchas de estas tareas en sigilo, porque precisamente esta es una de las virtudes de Payday 2. Sin embargo, sí hemos notado que algunas misiones daban para algo más, pero finalmente se limitan a presentar tiroteos y más tiroteos.

Obviamente, también nos habría encantado que las partidas en solitario -con el apoyo de la IA- tuvieran un mayor peso en la acción, principalmente en lo que respecta a la posibilidad de impartir sencillas órdenes a nuestros aliados. Función que se echa muchísimo de menos ya que estos se limitarán a disparar y sanar nuestras heridas, sin importarles mucho más lo que acontece a su alrededor. Algo que, lógicamente, entorpecerá muchísimo el desarrollo de la partida en algunas de las misiones más difíciles.

Si antes hablábamos de la posibilidad de mejorar las habilidades especiales y atributos de nuestro ladrón, tampoco podemos obviar la posibilidad de comprar toda clase de mejoras para las armas y el equipo de batalla con el que saltaremos a las calles de Washington DC. Otro aspecto de Payday 2 con grandes implicaciones en el gameplay, puesto que dependiendo de estas elecciones variará de forma considerable el desarrollo de la partida. Y también en este punto las opciones son francamente sorprendentes.

Resulta llamativa además la apuesta por un sistema de recompensas aleatorio, que nos concederá con una mejora perteneciente a esta categoría al finalizar con éxito el trabajo; amén de las ingentes cantidades de dinero y experiencia que recibiremos por lo mismo. De este modo, Overkill Software logra que completar una y otra vez cada misión en Payday 2 resulta una experiencia sumamente gratificante, invitándonos a probar suerte una y otra vez en los niveles de dificultad más elevados para obtener las mejores recompensas posibles.

payday 2 4

En este sentido, otra de las claves del éxito de esta secuela es que los escenarios vuelven a ser realmente dinámicos, con un nivel de aleatoriedad en lo que respecta a la posición de guardias, sistemas de seguridad y objetos clave realmente elevados. Detalle que obviamente favorece la rejugabilidad de un título que en este sentido, promete horas y horas de puro entretenimiento.

A nivel tecnológico, si bien es cierto continúa siendo un título discreto en comparación con otros juegos de acción multijugador, Payday 2 ha mejorado en aspectos como su infraestructura online, bastante sólida y con un buen sistema de emparejamientos online para que nunca tengamos problemas para encontrar partidas –independientemente de nuestro nivel, podemos unirnos a cualquier partida si así lo desea el anfitrión-, o el diseño y amplitud de escenarios. Gráficamente, salta a la vista, no estamos ante un portento, pero el juego cumple sobradamente con su cometido. Y es que la espectacularidad de los tiroteos nos meterá de lleno en las intensas secuencias de acción que presenta el programa, que en muchas ocasiones nos recordará a clásicos del cine como Heat.

Obviamente, repetimos, las animaciones, el modelado de personajes y alguna que otra textura no están a la altura de lo esperado, pero es que estos son detalles que pasan completamente a un segundo plano cuando te metes de lleno en la acción de Payday 2 junto a tres amigos más. Además, la optimización del ya veterano motor gráfico Diesel facilita el que usuarios con equipos más antiguos puedan seguir disfrutando del juego sin ningún problema, lo que sin duda es un punto a su favor.

payday 2 3

Si hablamos del apartado sonoro, Payday 2 ofrece un acabado excelente tanto en lo que se refiere a las melodías que nos acompañarán durante las misiones, muy cañeras y perfectamente integradas en la acción, como en lo que respecta al sonido de las armas, realista y muy contundente. Tanto es así, que notaremos claramente las diferencias entre disparar en un entorno cerrado a hacerlo en plena calle, donde cada tiro resonará de forma exageradamente espectacular.

En conclusión, bastante mejor que el original, tanto en diseño como en cantidad de contenidos jugables, Payday 2 puede presumir de ser uno de los grandes juegos de acción cooperativa del momento. Su complejidad, aderezada por unos tiroteos realmente espectaculares y muy emocionantes, hace de él un gran juego para cualquiera que guste de las batallas en equipo. Y es que superar un atraco sin hacer sonar las alarmas gracias a la perfecta coordinación de nuestro cuarteto criminal supone una experiencia fantástica.

Análisis cuantitativo:

8

(Un juego bueno, pero no brilla por completo a causa de decisiones durante el desarrollo, pese a esto, es muy disfrutable la experiencia completa)

Sobre El Autor

Psicólogo de día, Videojugador de noche. Mi humor es negro y estúpido, pero serio cuando se tiene que ser. El día que Nintendo saque un StarFox con Multiplayer, dejo de ser una persona socialmente productiva. Twitter @Kojyneox