Mientras que en México pagaremos por el PS4 $7,500 pesos, nuestros vecinos de Brasil pagarán R$3,999 por él. En conversión directa a dólares, en México terminaríamos pagando casi $589 dólares, Brasil pagará $1,850 dólares.

Después de la confirmación del precio por parte del Blog oficial de Brasil, el odio e insultos verbales de los usuarios no se hicieron esperar. Otros expresaron su desagrado ante el precio de manera elocuente, comparando el precio de lanzamiento del Xbox One en el país de solo R$2,200 ($1,000 dólares).

Es una total mentada de madre que la consola “barata” de la próxima generación termine constando más que la contraria en tu país solo porque, según un usuario en los comentarios de Destructoid, los impuestos de tu país son tan altos para las importaciones, que todo termina costando más del doble del precio original.

Ojala los usuarios de Brasil dejen que su dinero hable a Sony y decidir si comprar la consola a ese precio, importarla o dar su dedo medio a la compañía (al menos en Brasil).

Fuente: Destructoid