Uno de los alicientes para comprar Bayonetta 2 es la inclusión del original en el mismo paquete, pero sí compran la edición digital tendrán que despedirse de ese extra.

Esta es de esas veces en las que comprar la versión física terminará siendo una mejor opción que la digital. Lástima para los que solo quieren la edición digital, pero ni modo, tendrán que ir haciéndole un espacio en sus anaqueles a la caja de Bayonetta 2.