La serie de Final Fantasy se ha caracterizado por sus historias, personajes, los conflictos pero también por sus finales, los cuales no siempre son alegres. La próxima entrega, dirigida por Hajime Tabata, tendrá un final que nos llegue al corazón:

Quiero crear un un final muy emocional para el juego y quiero hacer llorar a cuanta gente sea posible. Estás pasando tantas horas jugando, cuando yo lo hago y termino un juego y éste termina de una forma ácida y no me conmueve, me decepciona. ¡Al menos hazme llorar o dame algo de emoción! Quiero darle un final que mueva a los consumidores que invierten tanto tiempo

¡Fuertes declaraciones! Pero no se queda ahí, Tabata-san está buscando también que la industria sienta el impacto del juego, como Final Fantasy VII lo hizo en su tiempo. ¿Cómo busca hacerlo? El equipo que actualmente está desarrollando Final Fantasy XV tiene entre sus integrantes a gente que estuvo trabajando en el Final Fantasy VII y han tomado el desafío de superar ese título:

Hay unos miembros del equipo que estuvieron aquí en el VII, han tomado el desafío de tratar de exceder ese título una vez más, lo cual es una gran motivación para ellos. FF VII pone un objetivo muy grande, pero sirve como uno bueno. Trajo nuevas audiencias, ventas y más.

Encuentro admirable que busquen cosas así y que se pongan objetivos de esa magnitud, pero muchas de las cosas que hicieron al FFVII lo que resultó ser, fueron varias características que estaban en ese tiempo, en la industria y demás,  y no solamente la calidad del título. Mucho ha cambiado desde ese entonces, y también para mal. Sobre todo en la calidad de juegos de Square-Enix. Esperemos que efectivamente regresen a la calidad de ese entonces y superen ese título (y no nada mas ese) y si, nos hagan llorar a montones.

Fuente: Gameinformer

Sobre El Autor

Friki por naturaleza. Adicta a los videojuegos, anime, cine de acción y cosas de Japón Denme con pastel de chocolate (sin fresas) y seré feliz :3